Moto1pro
Prueba Zontes M125: el scooter deportivo más barato sin carnet

Prueba Zontes M125: el scooter deportivo más barato sin carnet

Zontes sigue aumentando su presencia en el mercado, y después de presentar su scooter M310 tenía que llegar la versión 125 sin carnet de moto: lo hemos probado
Prueba Zontes M125: el scooter deportivo más barato sin carnet
Facebook
Twitter
Whatsapp
Miki Méndez

02/02/2023


ASPECTOS POSITIVOS

Agilidad y asiento bajo
Precio y equipamiento
Motor de buena respuesta

ASPECTOS NEGATIVOS

Parabrisas algo pequeño
Pantalla TFT pequeña
Hueco para un casco, sin plataforma

Cilindrada

125cc

Motor

1 cil. EFI SOHC

Potencia

14,5 CV

Peso

148kg

Carnet

A1

Precio

3787 €

Zontes es una marca de origen chino que disfruta en España de la distribución de la mano experta de la valenciana Turbimot. Tras el descubrimiento con aquellas primeras naked y trail de mediana cilindrada, hace meses dejaron constancia de su intención de acatar el segmento scooter con el excelente M310: ya anunciaron cuando acudimos a probarlo que llegarían pronto más modelos y cilindradas, y ahora hemos tenido la oportunidad de probar su hermano “sin carnet”, este M125. Es como veremos un scooter muy bien equipado respecto de sus rivales de marcas establecidas, pero algo más compacto de tamaño, así que es más un “Sport” que un “GT”, y el precio como es marca de la casa es excelente: 3787 euros (que incluye por ahora un baúl trasero Shad SH39).

Prueba Zontes M125: el scooter deportivo más barato sin carnet

Un GT deportivo

Entre los muchos scooter 125 del mercado hay una clara diferencia entre aquellos más sencillos (y económicos) dedicados al núcleo urbano, y los que son más amplios, gozan de mejores prestaciones y equipamiento (y precios superiores) capaces de llevarnos por el extra-radio sin mirar por el retrovisor. El Zontes M125 pertenece al segundo tipo, pero no es “grande”. Al contrario, una de sus virtudes es precisamente ser muy ágil y contar con un asiento bajo (748 mm) que no pondrá problemas a pilotos de ninguna talla. Sumado esto a una distancia entre ejes corta (1390 mm) o un peso discreto (148 kg) nos parece también un acierto haber apostado por montarle ruedas un poco más estrechas que su hermano 310: siempre en llantas de 14 pulgadas (buen diámetro sin irse a la “rueda alta”) aquí son 100/80 delante y 120/70 detrás (110 y 140 en la 310). Yo siempre prefiero la goma justa para que la moto o scooter sea ágil…

El motor es de cosecha propia, curiosamente de carrera larga (un pistón de 52 mm de diámetro con una carrera de 58,7 mm), refrigerado por agua y con 4 válvulas (y un árbol de levas o sea SOHC). Está al límite de la potencia reglamentaria con 14,55 CV a 8250 rpm y para mantenerlo templado cuenta con un compacto radiador lateral bien estudiado. El M310 necesitaba más superficie y los montaba delante, aquí es más sencillo (y ligero). La transmisión es la tradicional por variador y embrague centrífugo todo en el cárter que hace de suspensión trasera, guiada por dos amortiguadores. Lleva un freno de disco de 265 mm en cada rueda, con ABS, y la horquilla lleva barras de 35 mm (el 310 las tiene de 41).

Hasta aquí la parte técnica, pero la del equipamiento merece párrafo aparte, algo que no es nuevo en Zontes. Las piñas de mandos iluminadas o las manetas ajustables ya son una costumbre, la pantalla parabrisas como en el M310 es eléctrica con dos posiciones (por desgracia no es la misma sino una más pequeña). Tiene llave inteligente y un cuadro TFT color configurable sin modos inútiles (todos me gustaron) y hasta informa de presión y temperatura de las ruedas (útil en las frescas fechas que lo probamos). La pantalla permite hacer “mirroring” del móvil (con Bluetooth), por cierto, interesante como navegador. Todas las luces son LED.

Ágil y ratonero

El Zontes M310 ya nos ofreció muy buenas sensaciones en su día y éste, 20 kg más ligero y con la mitad de potencia, no se queda atrás. La potencia no se echa de menos en ámbito urbano, de hecho el ajuste de transmisión muy acertado (acelerando el variador se queda en la zona de par máximo en torno a 6000 rpm) permite sacarle mucho partido a esos casi 15 CV. En vías rápidas veremos más de 110 km/h, no sé si mucho más pero parecían muy reales en comparación al resto del tráfico. Ahí, o si el día es (aún) más frío o lluvioso, se echará de menos una pantalla más alta como en su hermano 310 (la hay como opción por 135 euros, la recomiendo), pues ésta aún arriba apenas desvía el viento.

El bajo asiento y la buena capacidad de giro permiten moverlo en el tráfico urbano sin problemas: ideal para quien dé sus primeros pasos sobre dos ruedas, o para quien la talla pueda ser un problema en otros modelos menos ágiles. La frenada es potente y segura, y el ABS no entra antes de tiempo alargando espacios: cuando actúa, es que era necesario. Las suspensiones del M310 nos parecieron algo duras, más deportivas, y aquí no tuve esa sensación: entre las ruedas más estrechas, el menor peso y un tarado algo más suave, creo que han acertado muy bien con la puesta a punto. Es un scooter ágil pero no incómodo (los hay que piden andar esquivando baches).

Su compacto tamaño hace imposible guardar más que un casco integral bajo el asiento, pero para más objetos o un segundo casco está el baúl de regalo. El rígido chasis y el depósito de gasolina central implican que no tengamos amplia plataforma plana en los pies… otro punto a favor de montar baúl (no podremos llevar bolsas en otro lado). El asiento es de buen mullido, también para el pasajero, y delante hay dos guanteras (una con cierre común al contacto) amplias y con toma USB. Creo que Zontes tiene otro ganador en este modelo, y ojo que en pocos meses vendrán más...

La moto al detalle...

Pantalla eléctrica

Pocas motos ofrecen la opción de ajustar la pantalla con un botón, y este scooter lo tiene: hay dos posiciones aunque con la pantallita original cambian poco.

Luces full LED

Las luces son todas LED: el piloto trasero es muy visible y por delante se combinan pilotos "de día" o luces de noche.

Asiento

Alargado como es costumbre en scooter, al abrirlo se queda así sin sujetarlo (bien). Cómodo y bajo (748 mm), debajo el hueco da para un casco integral solamente.

TFT color

El cuadro es una pantalla TFT color de perfecta visibilidad y con cuatro "estilos" a elegir, todos útiles, con mucha información y opciones. Si fuera un poco más grande...

Presiones a control

Una de las opciones que tenemos en la pantalla es ver las presiones de las ruedas, y hasta ¡también su temperatura!

Mandos

Las piñas tienen bastante botones pero todo está claro enseguida y son iluminadas (un lujo). Las manetas, ajustables y de acabado espectacular.

Galería de fotos

Prueba Zontes M125: el scooter deportivo más barato sin carnet
Prueba Zontes M125: el scooter deportivo más barato sin carnet
Prueba Zontes M125: el scooter deportivo más barato sin carnet
Prueba Zontes M125: el scooter deportivo más barato sin carnet
Prueba Zontes M125: el scooter deportivo más barato sin carnet
Prueba Zontes M125: el scooter deportivo más barato sin carnet
Josep Armengol

Apasionado de las motos, los aviones y la tecnología, llevo más de 30 años viviendo "desde dentro" la información del mundo de la moto en los mejores medios: ahora, en Moto1Pro.

Relacionados