Moto1pro
¿Qué es mejor que un motor Honda CB750? ¡Pues dos!

¿Qué es mejor que un motor Honda CB750? ¡Pues dos!

La casa de subastas Mecum pone a la venta esta bestia propulsada por dos motores de Honda CB750, la moto ideal para el lago salado de Bonneville.

Ildefonso García
Ildefonso García
Foto
Mecum
Fecha22/01/2022

Hablamos de:

¿Qué es mejor que un motor Honda CB750? ¡Pues dos!
Ildefonso García
Ildefonso García
Foto
Mecum

fecha22/01/2022


El pueblo estadounidense, pienso que no solo los tejanos que son los que tienen la fama, es muy dado al “cuanto más grande, mejor”. Por tanto, ¿qué podría ser mejor que una Honda CB750? ¡Un invento con dos motores! Así es la bestia que te presentamos aquí.

La octocilíndrica fue construida por Bob Guynes para pruebas de aceleración, y pone de manifiesto la pasión de este artesano por las motos del ala dorada. Ya a principios del siglo pasado, intrépidos y aventureros iban al lago salado de Bonneville (Bonneville Salt Flats) en Utah, EEUU, para alcanzar velocidades de escándalo. Un escenario donde desde hace más de 100 años se han conseguido multitud de récords. 1935 fue una fecha que pasó a la historia cuando Malcolm Campbell con su “Bluebird” superó en Bonneville la barrera de las 300 millas por hora (483 km/h).

 

¿Qué es mejor que un motor Honda CB750? ¡Pues dos!

Honda CB750 X2

Pero volvamos a esta bestia que tiene un nombre muy apropiado “Anti-Christ – Anticristo. Es posible que al poner al límite esta CB750 “al cuadrado” nos sintamos poseídos por el mismísimo Lucifer. El preparador ha seguido la tradición de los arriesgados pioneros que hacían sus inventos y luego se iban a probarlos a lago salado de Bonneville… con un resultado que no siempre era positivo.

La Honda CB750 de 1969 supuso una nueva era para aquellos que perseguían superar los récords de velocidad máxima sobre dos ruedas. Pero había que estar muy loco, o ser muy valiente, o quizá las dos cosas, para no conformarse con la que podríamos llamar la primera superbike. Para unos pocos un motor tetracilíndrico de 750 cc no era suficiente, ¡por lo que montaron dos! Y hasta tres…

Para alojar los dos motores fue necesario fabricar a mano un chasis de tubos de acero completamente nuevo, además que fuese lo suficientemente rígido como para soportar el aumento de peso y potencia. Los carburadores se repasaron a fondo con la finalidad de alcanzar hasta el último CV posible. El escape es un ocho en cuatro, con dos salidas por cada lado de la moto. Para engrasar los ocho cilindros y las 32 válvulas se ha recurrido a un sistema de cárter seco. A la hora de detener al Anticristo el piloto se tiene que conformar con unos frenos de tambor de cuatro levas apoyados por un tambor simple trasero… no estamos seguros de que la frenada sea lo mejor del conjunto…

El Anticristo ha sido puesto a la venta por la empresa de subastas Mecum Auctions en Las Vegas, Nevada. La moto no tiene precio de reserva, es decir, se la llevará el mejor postor. Por supuesto, no se puede circular con ella por las vías públicas pero el lago salado de Bonneville está, como quien dice, a la vuelta de la esquina…

¿Qué es mejor que un motor Honda CB750? ¡Pues dos!
¿Qué es mejor que un motor Honda CB750? ¡Pues dos!
¿Qué es mejor que un motor Honda CB750? ¡Pues dos!
¿Qué es mejor que un motor Honda CB750? ¡Pues dos!
¿Qué es mejor que un motor Honda CB750? ¡Pues dos!
¿Qué es mejor que un motor Honda CB750? ¡Pues dos!
Ildefonso García

Ildefonso García

Moto1pro
Ildefonso García

Ildefonso García

Tras estudiar periodismo e inglés, en los 80 me publicaron una entrevista con Kenny Roberts y desde entonces estoy en este mundo. Dispuesto a aprender hasta la caída de la bandera ajedrezada.