Moto1pro

Triumph Roadster: naked, tricilíndrica y deportiva ¿cuál elegir?

Hay para todos los gustos: Triumph Street Triple, Speed Triple, y la Trident 660. Las naked deportivas de la marca británica brillan mucho ¿cuál es la tuya?

Triumph Roadster: naked, tricilíndrica y deportiva ¿cuál elegir?
Facebook
Twitter
Whatsapp
Foto
Archivo

fecha22/04/2023


Las Triumph “Roadster” son motos naked, deportivas y con motor tricilíndrico: arrancan en la Trident 660, siguen con las recién renovadas Street Triple 765 R y RS y la guinda son las Speed Triple 1200. Desde aquella primera Triumph Speed Triple de 1994 ha llovido mucho, y algunos de los modelos naked deportivos han sido claves para poner a la marca británica en primera fila. Podríamos destacar la Speed Triple T509 de 1997 y después la popular Street Triple de 2005, con sus reconocibles dos faros redondos, un gran éxito y motos codiciada todavía hoy.

Curiosamente las naked cosecharon mucho más éxito que sus hermanas deportivas (con carenado completo y semimanillares), que acabaron desapareciendo del catálogo, y así es como hoy día Triumph se mantiene fiel a ese legado, con su gama “Roadster” como máximo exponente de la deportividad. Incluso las 765, cuyo motor se usa directamente en competición (es el motor oficial de Moto2 desde 2019). Por cierto, la única limitable para carnet A2 es la Trident 660 (las demás superan los 95 CV máximos legales para ello). Puedes descubrir las ofertas en todos estos modelos en su web.

Triumph Roadster: naked, tricilíndrica y deportiva ¿cuál elegir?

Tres cilindros y tres cilindradas: 660, 765 o 1200

Además de formar parte de la tradición de la marca, los motores de tres cilindros parecen la opción ideal que combina una suavidad equivalente a la de un motor de cuatro cilindros, con la ligereza de uno de dos. Esto también cuenta en tacto y rendimiento: los tres cilindros se acercan a las prestaciones de los motores de cuatro cilindros a altas revoluciones, y ofrecen un tacto y empuje a bajo y medio régimen similar al de los bicilíndricos.

Siempre pues con motores de tres cilindros, tenemos por un lado la “pequeña” Trident 660 (cuyo motor se deriva del anterior Street Triple) con sus 81 CV de potencia a 10.250 rpm, y a continuación las rabiosas Street Triple 765, con 120 CV la “R” (a 11.500 rpm) y 130 CV la “RS” (a 12.000 rpm) más cercana a las de Moto2. Completan la gama por encima las dos Speed Triple 1200 (RS y RR), con un motor también tricilíndrico (de 1160 cc exactamente) y que elevan la potencia hasta nada menos que 180 CV a 10.750 rpm. Teniendo en cuenta que esto se consiguió con una importante cura de adelgazamiento (7 kg menos solo en el motor) y que estas motos no llegan a los 200 kg de peso, es fácil entender a qué nos referimos cuando hablamos de “naked deportivas”…

Más allá del motor

Para ser deportiva, además de un motor capaz y bajo peso, hay que tener una parte ciclo (chasis, frenos y suspensiones) a la altura, una estética que siga esa filosofía y, por supuesto, actualmente, una electrónica que permita aprovechar las prestaciones bajo control. La estética salta a la vista, aunque es curioso cómo Triumph apuesta por un estilo más clásico en la Trident 660 (faro redondo y naked minimalista), la estética naked-deportiva que ha marcado tendencia en las Street Triple 765 R y RS, y ese mismo estilo para la Speed Triple 1200 RS.

Por su parte la 1200 RR rompe moldes al evocar las deportivas más clásicas, con un faro redondo y un semicarenado de agresivas formas, y posición de pilotaje también más agresiva (semimanillares frente al manillar en la RS). Más arriba comentábamos cómo el éxito de las naked deportivas de Triumph hizo que la marca dejara de lado sus modelos deportivos (las Daytona): la Speed Triple 1200 RR reivindica en cierto modo ese ADN.

En cuanto al chasis, todas cuentan con un doble viga de aluminio (acero en la Trident) formado con tubos que dan a cada modelo su personalidad, y montan suspensiones de calidad (más todavía en la Street RS), destacando las Ohlins de las Speed 1200 (semiactivas en la RR). Lo mismo podemos decir de los frenos, usando componentes Brembo del máximo nivel, con una bomba radial ajustable (MCS, "lo más") en la Street RS las Speed 1200.

El cuidado por el detalle permite que el peso total se quede en 199 kg para la Speed Triple 1200 RR, 198 para su hermana RS, y diez kilos menos las Street 765, peso (189 kg) que también es el de la Trident 660, recordemos limitable para carnet A2 y un evidente “primer paso” para crecer en esta familia.

Y respecto a la electrónica, salvo la Trident todas las Roadster cuentan con la centralita inercial (IMU) que permite un control superior tanto de la frenada (ABS en curva) como al acelerar (control de tracción y control anti-caballito ajustables). Controles que gracias a sus claras e intuitivas pantallas TFT a color son fáciles de configurar o elegir, sin complicaciones exageradas y con excelente eficacia en la práctica.

En marcha: ágiles y fáciles

Echando la mirada hacia atrás recordamos cuando probamos algunas de las antecesoras de las Triumph Roadster actuales, y cómo han madurado y mejorado hasta las versiones presentes. Siempre destacaron por su agilidad y facilidad de pilotaje, algo que ahora en las recientes Street Triple 765 R/RS es impresionante por su capacidad de rodar rápido sin apenas esfuerzo… algo que combinan con suavidad y perfecta respuesta a bajo régimen para el uso cotidiano.

Las Speed Triple 1200 son más exigentes, en particular la menos comprometida RR destinada a los motoristas amantes de las deportivas con pocas concesiones, y en el otro extremo recordamos lo “fácil” que nos pareció para todo la agilísima Trident 600, una moto perfecta para aprender y mejorar como piloto. Desde sus 8595 euros, hasta los 21.400 euros de la Speed Triple RR, ofertas al margen, ¡hay donde elegir!

 

Hablamos de:

Triumph Roadster: naked, tricilíndrica y deportiva ¿cuál elegir?
Triumph Roadster: naked, tricilíndrica y deportiva ¿cuál elegir?
Triumph Roadster: naked, tricilíndrica y deportiva ¿cuál elegir?
Triumph Roadster: naked, tricilíndrica y deportiva ¿cuál elegir?
Triumph Roadster: naked, tricilíndrica y deportiva ¿cuál elegir?
Triumph Roadster: naked, tricilíndrica y deportiva ¿cuál elegir?
Triumph Roadster: naked, tricilíndrica y deportiva ¿cuál elegir?
Triumph Roadster: naked, tricilíndrica y deportiva ¿cuál elegir?
Triumph Roadster: naked, tricilíndrica y deportiva ¿cuál elegir?
Triumph Roadster: naked, tricilíndrica y deportiva ¿cuál elegir?
Triumph Roadster: naked, tricilíndrica y deportiva ¿cuál elegir?
Triumph Roadster: naked, tricilíndrica y deportiva ¿cuál elegir?
Josep Armengol

Apasionado de las motos, los aviones y la tecnología, llevo más de 30 años viviendo "desde dentro" la información del mundo de la moto en los mejores medios: ahora, en Moto1Pro.