De motera a motera: consejos para ir en moto

De motera a motera: consejos para ir en moto

Está demostrado que, año tras año, más mujeres se animan a conducir su propia moto pero hay algunos pequeños detalles, que hacen que sea un poco más complicado.

Esther Rabadán
Judith Hernández
07/04/2021
De motera a motera: consejos para ir en moto
Esther Rabadán
Judith Hernández

07/04/2021


Este no es un artículo sexista ni feminista, no. Es un artículo realista. Y esto es porque soy mujer y he vivido en mis propias carnes la mayoría de las situaciones que vais a leer a continuación. Asuntos como la imagen, la altura y la seguridad están presentes en estas líneas. Y eso es porque muchas mujeres tienen que ir en moto a trabajar, protegidas, sí, pero con una correcta imagen para poder asistir a reuniones o desarrollar su labor diaria. Hay personas (la mayoría mujeres), que no tienen la altura suficiente para poder llegar bien al suelo a la hora de conducir una moto y esto genera desconfianza. Y hay otras que lo pasan mal cuando suben de paquete porque no se sienten seguras. Os voy a hablar de situaciones cotidianas que seguro, a más de una, les supone un problema a la hora de montar en moto. Por eso, para todas y cada una de vosotras, moteras y futuras moteras, hoy os traigo algunos tips que os pueden ayudar en vuestro día a día.

Consejos “de belleza”

Vamos a comenzar por este apartado porque, aunque muchos hombres no sean conscientes de ello, tiene su importancia para las mujeres. Y vamos a enfocarnos en dos asuntos que, sobre todo para esas mujeres que utilizan la moto para ir a trabajar, son importantes.

De motera a motera: consejos para ir en moto

Maquillaje en moto

Si eres de las mujeres que van al trabajo maquilladas, esto te interesa. Lo más normal del mundo es que el casco de una mujer, por la parte interior, esté manchado de maquillaje. La mayoría de los cascos hoy en día tienen los interiores extraíbles y se pueden lavar en la lavadora pero un truco para llegar tanto con el maquillaje como con el casco intactos, es usar un sotocasco fino. Así los interiores del casco no se mancharán y tu maquillaje, al colocar el sotocasco con más cuidado que el casco, no se moverá de su sitio.

Que no te enreden

Tanto a las mujeres como a los hombres con pelo largo nos preocupa cómo recoger nuestra melena a la hora de coger la moto. Las fotos sobre una moto con el pelo suelto son preciosas, pero esto implica un sufrimiento muy grande al llegar a casa. Por este motivo, lo más práctico, cómodo y útil es hacer una trenza, de las de toda la vida, aunque mejor si la dejamos un poco suelta para que, al llegar a nuestro destino, podamos deshacerla sin dejar marca. Otra opción, sobre todo si llevamos una chaqueta de cordura, es meter el pelo por dentro de la chaqueta, dejando un poco de holgura en la parte superior para poder mover el cuello sin problemas.

Con altura

Uno de los handicaps que tenemos a la hora de escoger una moto es la altura del asiento. Las mujeres, por norma general, somos más bajitas que los hombres. Y esto, sobre una moto, genera desconfianza. Sobre todo en parado. Por eso, para las moteras y moteros con más esencia, existen algunos trucos con los que poder superar el problema de la altura.

Con tacones y a lo loco

Aunque este truco no modifique la distancia de la punta del pie, que es con lo que sujetamos la moto en un principio, sí lo hace con el talón. Este tip, combinado con el siguiente que os voy a contar, ofrece una gran confianza para esas situaciones en parado. El truco consiste en introducir, dentro del calzado, una plantilla elevadora. Con ella puedes elevar el talón hasta 4 centímetros. Hay de distintos tipos y tamaños pero la finalidad es poder plantar el talón antes, lo que ofrece un apoyo total del pie con la seguridad que esto implica.

Side by side

Una vez hemos ganado esos centímetros a la hora de plantar el pie completo en el suelo, el truco está en acostumbrarnos a detener la moto solo con un pie. Para ello, desplazaremos el cuerpo hacia un lado del asiento de nuestra moto, lo que facilitará que apoyemos ese pie completamente en el suelo, sujetando así la moto con facilidad. Si la parada es en llano, es recomendable bajar el pie izquierdo porque así, podemos mantener la moto frenada con el derecho. A la hora de mover la moto, sobre todo cuando la pendiente juega a nuestro favor, esta técnica también es muy buena. No son necesarios los dos pies si consigues equilibrar tu peso sobre la moto de una manera óptima solo con uno.

Soluciones mecánicas

Dicen que si Mahoma no va a la montaña, la montaña irá a Mahoma. Lo mismo pasa con las motos. Si nosotros no podemos crecer más, tendrá que ser nuestra moto la que mengüe. Para ello tenemos dos soluciones mecánicas que rebajan la altura de nuestra moto. Para realizar cualquiera de ellas es recomendable ir a un taller de confianza.

  • Rebajando suspensiones

La menos intrusiva es la que reduce la altura de la moto modificando las suspensiones. Con este sistema se puede rebajar hasta 2 cm de altura según marca y modelo. Y esos dos centímetros, junto con los tips anteriores, pueden dar muchísima confianza al piloto.

  • Cambio de Bieletas

Otra opción muy común para rebajar la altura de una moto es el cambio de bieletas. Con este sistema se pueden rebajar hasta 4 centímetros de altura (aproximadamente). Pero es un método intrusivo porque este cambio puede modificar la geometría de la moto y hacerla más inestable. Por lo que se recomienda su uso solo para coger confianza.

Manos pequeñas

Por norma general la mujer tiene también las manos más pequeñas que el hombre. Esto a veces puede provocar que, a la hora de cambiar de marcha o frenar, tenga que esforzarse más para poder accionar las manetas de la moto. Esto se soluciona con un elemento que viene ya de serie en la mayoría de las motos: las manetas regulables. Para muchos es algo casi sin importancia y que no modifican nunca. Para algunas de nosotras puede ser un elemento indispensable para facilitar la conducción de su moto.

No seas paquete cuando subas de paquete

La mayoría de nuestras moteras comienzan en el mundo de las motos yendo de paquete. Aunque exista gente que no lo valore, la actitud de un buen paquete sobre una moto es muy importante para que la persona que está a los mandos no pierda estabilidad.

  • Confianza ciega

Lo más importante a tener en cuenta a la hora de subir de acompañante en una moto, es tener confianza ciega en la persona que conduce. Por lo que tu misión es sujetarte fuerte y dejarte llevar. Si el piloto tumba, tú tumbas con él. La sujeción de acompañante en moto es muy diversa. Puedes sujetarte al depósito, a la cintura, a las asideras… Donde os sea más cómodo a ambos, pero debes evitar sujetarte a los hombros del piloto para no interferir en sus movimientos en situaciones de frenada brusca o aceleración intensa.

  • Los dos por igual

Es común ver, por las carreteras de España, a parejas en moto con diferencias en equipamiento. Mientras que el piloto suele ir correctamente equipado de arriba a abajo, el equipamiento del acompañante deja mucho que desear. Los dos vais encima de la moto por lo que debéis buscar un equipamiento acorde.

  • El paquete en su sitio

Muchas veces ocurre que, en algún momento de aceleración o de frenada, el acompañante se escurre y se desplaza llegando a apoyarse en la espalda del piloto. Esto puede ser peligroso. Para evitar situaciones como esta, se ha creado una red antideslizante, de fácil instalación, para colocar en el asiento del copiloto. Con ella, el acompañante no se moverá de su sitio en estas situaciones, lo que ofrece un plus de seguridad al piloto.

Consejos prácticos para situaciones reales. Ya nada te impedirá subirte a la moto.

Esther Rabadán

Esther Rabadán

Amante de las motos desde que tengo uso de razón, llevo toda la vida sobre dos ruedas. Tras realizar colaboraciones en distintos medios, en Moto1Pro he hecho de mi pasión, mi modo de vida. Curiosa, analítica y muy digital, además de probar motos, coordino la redacción con mano de hierro en guante de seda.

Número #124: Bicilíndricas de ayer y de hoy

En el 124 hablamos de las bicilíndricas de ayer y de hoy. Probamos la Ducati Monster y la BMW R 1250 RT 2021 y te contamos cuántos tipos de bicilíndricas existen. Te mostramos en primicia cómo va la Aprilia RSV4 1100 Factory en el circuito de Misano y nos subimos a dos novedades: Triumph Trident y Yamaha MT-09 2021. Hablamos del primer motor en V y nos ponemos los pantalones Levior Meraki WP mientras probamos los aditivos Shooter de Liqui Moly. MotoSpirit, El niño de la curva… ¡Arrancamos!