Moto1pro
Honda CB500F: por qué es una moto de iniciación ideal

Honda CB500F: por qué es una moto de iniciación ideal

Con su motor de la potencia justa para el carnet A2, sus contenidos 189 kg de peso y comportamiento, la Honda CB500F destaca como una primera moto grande ideal.

Redacción Moto1pro
Redacción
Foto
Honda
Fecha13/12/2021

Hablamos de:

Honda CB500F: por qué es una moto de iniciación ideal
Redaccion Moto1pro
Redacción
Foto
Honda

fecha13/12/2021


Han pasado casi diez años desde que llegaron las Honda CB500 de nueva generación al mercado. En este tiempo han demostrado una gran fiabilidad, pero también han dejado un muy buen sabor de boca a varias generaciones de motoristas que se iniciaron con ella en el mundo de las motos de superior cilindrada. Para 2022 la CB500F se pone al día con nuevas suspensiones, ruedas y frenos para seguir siendo esa moto ideal para ponerse en marcha con carnet A2.

Honda CB500F: por qué es una moto de iniciación ideal

Honda CB500F 2022

Con casi diez años a sus espaldas, y más de 100.000 unidades vendidas de sus diferentes modelos, el motor Honda de dos cilindros en línea y 471 cc se mantiene tan joven como el primer día. De moderno diseño, ofrece justo 47 CV de potencia (al límite de esos 35 kW del carnet A2) y lo hace de forma natural, sin limitaciones que afecten a su respuesta. Gracias a eso y su buen diseño, es un motor suave a bajo régimen, con buen empuje a medias revoluciones y con genio en la parte alta del cuentavueltas.

Perfecto por ello para aprender, circulando sin agobios, pero descubriendo cómo se puede aprovechar la potencia jugando con el cambio. Para eso, el embrague anti-rebote es otra gran ayuda que da seguridad el reducciones fuertes.

Con la buena base de ese motor, los cambios en el modelo 2022 se han dirigido a la "parte ciclo": no cambia el noble chasis tubular de acero, pero sí las suspensiones. Delante la Honda montará una horquilla invertida Showa tipo SFF-BP (como sus hermanas mayores) con barras de 41 mm de diámetro y posibilidades de regulación múltiples. Detrás, el basculante es nuevo (aligerado) y el amortiguador también ha sido revisado.

El aligeramiento llega a otra importante parte, las llantas: reducir el "peso no suspendido" ayuda a mejorar el comportamiento de la moto, más ágil y precisa. También los frenos (con sistema antibloqueo ABS lógicamente) se ponen al día con dos discos delanteros de 296 mm y potentes pinzas radiales.

Fácil y ágil

Su contenido peso (189 kg llena de gasolina) y reducida altura de asiento (785 mm en una moto estrecha) convierten a la Honda CB500F  en una moto muy manejable y fácil de pilotar. El depósito es muy capaz (17 litros) con lo que el peso de la moto "en seco" es muy ligero y sus cotas la hacen ágil, con el peso relativamente bajo y reducida distancia entre ejes (1410 mm).

En el modelo 2022 se ha mejorado el equipamiento, con una nueva pantalla LCD de color con al que es más fácil conocer las revoluciones o la velocidad, entre otros datos: marcha insertada (otra ayuda para pilotos que se inician), cuentakilómetros con doble parcial, o nivel de gasolina (y consumo). Las nuevas luces LED además de la seguridad de no fundirse (tan importante es ver como ser visto) ofrecen muy buena iluminación nocturna si rodamos por carreteras mal iluminadas o alejadas de los núcleos urbanos.

Esto explica que, según datos de la propia Honda, un 45 por ciento de clientes de la CB500F sean nuevos motoristas: porque es una moto ideal para iniciarse sobre dos ruedas con una cilindrada superior.

Honda CB500F: por qué es una moto de iniciación ideal
Honda CB500F: por qué es una moto de iniciación ideal
Honda CB500F: por qué es una moto de iniciación ideal
Honda CB500F: por qué es una moto de iniciación ideal
Honda CB500F: por qué es una moto de iniciación ideal
Honda CB500F: por qué es una moto de iniciación ideal
Honda CB500F: por qué es una moto de iniciación ideal
Honda CB500F: por qué es una moto de iniciación ideal