Moto1pro
s
Prueba Royal Enfield HNTR 350: la moto urbanita

Prueba Royal Enfield HNTR 350: la moto urbanita

Hemos probado la nueva Royal Enfield HNTR 350, una naked urbana de estilo retro pero comportamiento muy actual

Marisa Nocea
Miguel Méndez
28/10/2022
Prueba Royal Enfield HNTR 350: la moto urbanita
Marisa Nocea
Miguel Méndez

28/10/2022


ASPECTOS POSITIVOS

Precio
Maniobrabilidad
Agilidad

ASPECTOS NEGATIVOS

Caballete lateral duro
Instrumentación simple
Prestaciones justas fuera de ciudad

Cilindrada

349cc

Motor

1 cil. EFI SOHC

Potencia

20 CV

Peso

195kg

Carnet

A2

Precio

4.389 €

El pasado mes de agosto, Royal Enfield anunciaba el lanzamiento de su nuevo modelo: la Hunter 350, una naked para el carnet A2 que comparte mecánica con la Meteor 350 y en la Classic 350.

En su llegada a España, la marca nos cuenta que este modelo pasa a denominarse HNTR 350, y que en nuestro país se pronuncia “énter”. Este cambio de nombre en Europa está motivado por el hecho de evitar reclamaciones de otras marcas por utilizar el término “Hunter”, aunque no hemos conocido qué marcas en concreto podrían estar detrás de esta problemática.  Lo que sí sabemos es que no es la primera vez que la marca juega con el nombre de sus modelos por este motivo, ya que la Interceptor 350 se denomina INT 350 en algunos países.

Royal Enfield HNTR 350

Como comentaba al principio, comparte motor J1 con la Meteor y la Classic: un monocilíndrico de 20 CV de potencia. Exceptuando este motor, todo lo demás es nuevo en la HNTR 350: chasis, manillar, rueda… Además, es el modelo más ligero de los tres modelos 350 de Royal Enfield.

Esto es así porque tiene un claro objetivo: ser la moto del día a día para aquellos usuarios que quieren moverse con soltura por la ciudad en sus trayectos urbanos: ir a trabajar, a la universidad… En definitiva, una moto ágil para usuarios del carnet A2 urbanitas o como segunda moto para motoristas que busquen un modelo para este mismo fin.

De esta manera, la HNTR 350 tiene un peso en orden de marcha de 195 kg y la altura de su asiento es de 790 mm del suelo, algo que la convierte en una moto más que manejable para personas de cualquier altura, especialmente por lo estrechez del asiento. En mi caso, que mido 1’65 m, la percibí como una moto que dominas en todo en momento y a la que te haces muy fácilmente no solo en marcha, sino también en parado. Llego con ambos pies al suelo y es algo que da mucha ventaja a la hora de maniobrar con ella, como ir hacia atrás impulsándote con los pies o haciendo paradas de emergencia, donde llegar bien al suelo te puede evitar algún que otro susto.



Otra diferencia respecto a sus hermanas de 350 es que la nueva HNTR gana en maniobrabilidad al reducir sus llantas hasta las 17 pulgadas, algo que como pudimos comprobar en nuestra prueba, le aporta una gran capacidad de giro y movimiento.

Además, en cuanto a frenada, cuenta con ABS de doble canal y discos delanteros de 300 mm y traseros de 270 mm que también podemos confirmar que aportan una contundente, que no brusca, frenada para las situaciones impredecibles de la ciudad.

Respecto a la estética, salta a la vista su inspiración clásica, pero con un toque más moderno. Para su diseño, Royal Enfield se ha inspirado en Fury de 1959, la cual ha tomado de partida eligiendo elementos como el depósito, el escape, el guardabarros trasero o la forma del bastidor. 

Es innegable también su parecido a la Bonneville, por lo que la nueva HNTR no huye del estilo clásico pero sí aporta un soplo de aire fresco y unos tintes más modernos que la Meteor y la Classic.



En cuanto al cuadro de instrumentos, cuenta con un cuadro LCD que huye de todo artificio y ofrece la información más básica y necesaria: velocímetro analógico, marcha engranada, hora, kilómetros, nivel de gasolina o luces activadas. En este nuevo modelo Royal Enfield ya pierde el Tripper de serie con el cual disponías de un sistema de navegación a través de una segunda pantalla conectada a Google Maps. 

En marcha

A la hora de probarla, lo primero que noté al montarme en ella era su ligereza, además de comprobar que efectivamente llegaba bien al suelo con ambos pies. Su manillar cuenta con un interruptor analógico para arrancar la moto, además de una disposición sencilla e intuitiva de los botones que accionan los intermitentes, claxon, luz de emergencia o luces. También cuenta con un puerto USB para poder cargar tu teléfono móvil u otros dispositivos mientras vas en marcha.

El sonido de la HNTR 350 “a lo custom” es característico y le aporta bastante personalidad, algo que, personalmente, me gusta. Quitamos el caballete lateral que, por cierto, es algo duro, y salimos en marcha. Además de la pata de cabra, la HNTR cuenta también con caballete central para una mayor estabilidad a la hora de estacionarla (y bienvenida ayuda para mantener la cadena).



Es una moto a la que te adaptas enseguida, con una postura cómoda. Sobre todo me sorprendió la suavidad de su repuesta, ya que me la esperaba algo más brusca. Demostró una buena aceleración en marchas bajas y una buena frenada, algo que se agradece mucho en circunstancias urbanas donde pueden ocurrir imprevistos tanto con otros vehículos como con peatones. A pesar de que su asiento es estrecho para facilitar la llegada al suelo de usuarios de cualquier estatura, me resultó bastante cómodo.

Al hacer trayectos interurbanos y subir de marchas (cuenta con cinco), pude comprobar que no solo llega a los 120 km/h, sino que es capaz de sobrepasarlos. Eso sí, a la hora de incorporarte al carril izquierdo para hacer adelantamientos notas que sus 20 CV se quedan cortos, por lo que es mejor recordar que el fin de la HNTR 350 es el de recorrer la ciudad y que para su cometido, esa potencia es más que suficiente.



Otra grata sorpresa fue la de apenas notar vibraciones al llegar a las velocidades más altas, además de que por sus espejos retrovisores se puede seguir viendo sin problema gracias a que no vibran de la manera que otros modelos sí hacen al pasar de cierta velocidad. Esto es así gracias al al eje de equilibrado que se ha incorporado en su interior. 

Volvimos a zonas urbanas, su hábitat natural, para efectivamente afirmar que es una moto hecha a medida para maniobrar por este entorno: agilidad, maniobrabilidad, capacidad de giro, cómoda y estéticamente atractiva.

La Royal Enfield HNTR 350 está disponible en dos opciones de colores: tres variantes de un tono, llamadas Dapper; y tres variantes bitono, llamadas Rebbel. En un solo tono encontramos la Dapper White, Dapper Ash, y Dapper Grey, mientras que en las bitono encontramos la Rebbel Black, la Rebbel Red y la Rebbel Blue, esta última, para mi gusto, es la combinación que mejor le sienta.



En cuanto a precio, las versiones Dapper tienen un precio de 4389 euros, mientras que las Rebbel cuestan 4489 euros. Además, incluye una garantía y asistencia en carretera tres años.

A nivel de personalización, la HNTR 350 cuenta con una gama de 23 accesorios para convertirlo en dos versiones a gusto del usuario: una versión urbana con un asiento plano y un estilo más refinado, y una versión de inspiración suburbana con protectores, maleta y un asiento custom más cómodo.

La Royal Enfield HNTR 350 estará disponible en los concesionarios entre finales del mes de noviembre y principios de diciembre.

La moto al detalle...

Prueba Royal Enfield HNTR 350: la moto urbanita
Instrumentación

LDC con velocímetro analógico

Prueba Royal Enfield HNTR 350: la moto urbanita
Iluminación

Cuenta con un sistema de iluminación full LED

Prueba Royal Enfield HNTR 350: la moto urbanita
Asiento

Asiento mullido y estrecho a 790 mm del suelo

Prueba Royal Enfield HNTR 350: la moto urbanita
Depósito

Su depósito cuenta con una capacidad de 13 litros, con un consumo declarado por la marca de 2'63l/100km. 

Prueba Royal Enfield HNTR 350: la moto urbanita
Caballete

Cuenta tanto con caballete lateral como con caballete central.

Prueba Royal Enfield HNTR 350: la moto urbanita
Freno delantero

Disco de 300 mm con pinza flotante de doble pistón.

Prueba Royal Enfield HNTR 350: la moto urbanita
Freno trasero

Disco de 270 mm con pinza flotante de un pistón.

Galería de fotos

Prueba Royal Enfield HNTR 350: la moto urbanita
Prueba Royal Enfield HNTR 350: la moto urbanita
Prueba Royal Enfield HNTR 350: la moto urbanita
Prueba Royal Enfield HNTR 350: la moto urbanita
Prueba Royal Enfield HNTR 350: la moto urbanita
Prueba Royal Enfield HNTR 350: la moto urbanita
Prueba Royal Enfield HNTR 350: la moto urbanita
Prueba Royal Enfield HNTR 350: la moto urbanita
Prueba Royal Enfield HNTR 350: la moto urbanita
Prueba Royal Enfield HNTR 350: la moto urbanita
Prueba Royal Enfield HNTR 350: la moto urbanita
Prueba Royal Enfield HNTR 350: la moto urbanita
Marisa Nocea
Linkedin Instagram

Marisa Nocea

Moto1pro
Marisa Nocea

Marisa Nocea

Periodista amante de la comunicación en todas sus formas, con la fortuna de poder combinarla con mi pasión por las motos. Si me buscan, me encontrarán o de ruta o de concierto.

Linkedin Instagram

Relacionados