Moto1pro
Prueba Zontes D350: sorprendente, corre mucho y gasta poco

Prueba Zontes D350: sorprendente, corre mucho y gasta poco

Hermano del deportivo Zontes M350 y primo del más turístico E350, este D350 nos ha sorprendido por su equilibrio y su extraordinario motor, muy rápido y económico
Prueba Zontes D350: sorprendente, corre mucho y gasta poco
Facebook
Twitter
Whatsapp
Lluís Llurba

16/05/2023


ASPECTOS POSITIVOS

Motor potente y suave
Bajo consumo de gasolina
Agilidad y equipamiento

ASPECTOS NEGATIVOS

Algo nervioso en vías rápidas
Roza fácilmente en curvas
Llave inalámbrica problemática

Cilindrada

349cc

Motor

1 cil. EFI DOHC

Potencia

36,7 CV

Peso

176kg

Carnet

A2

Precio

4787 €

Ver ficha técnica completa

Si te digo que por menos de 4800 euros tienes un scooter que corre como un 500 y gasta como un 125 ¿qué te parece? Pues así es el Zontes D350, el tercero de la “saga” china que hemos probado tras el M350 (realmente probé el M310 original) y el reciente E350. El significado de las siglas sigue siendo un misterio para mí pero si el “M” es el más compacto y deportivo mientras el “E” es el Gran Turismo (más amplio y capaz), este “D” está a medio camino (más cereca del M). Comparten mecánica y la mayoría de parte ciclo (ruedas, suspensiones, frenos).

Prueba Zontes D350: sorprendente, corre mucho y gasta poco

Zontes D350, 37 CV para carnet A2

Probamos por primera vez este motor en el Zontes M310 y ya nos gustó, ha crecido ahora ligeramente hasta los 349 cc ganando potencia hasta 36,7 CV y déjame recordarte que ya deja atrás a sus rivales de entre 300 y 400 centímetros cúbicos. Si lo comparamos con la referencia de la categoría, el pistón mide lo mismo que el de los Honda (77 mm de diámetro) pero con más carrera (74,9 vs 70,8 mm) de ahí su mayor cilindrada, aunque alcanza su mayor potencia a un régimen inferior (7000 rpm) respecto de los 29 CV a 7500 de los Honda (que en cambio usa un solo árbol de levas, o sea es SOHC frente al Zontes DOHC). A nivel electrónico cuenta con ABS, control de tracción y dos modos de motor (Sport y Eco) aunque no noté diferencia entre ellos (?).

En cuanto a la parte ciclo, como ya comenté comparte componentes con los otros Zontes 350, con la versión de chasis “corto” del M350 (el D350 es más largo). Monta pues llanta de 15 pulgadas delante (con un 120/70) y 14 pulgadas detrás (neumático 140/70), disco de 268 mm delante (con pinza radial) y 265 mm detrás. Pesa 176 kg  y el depósito de gasolina dispone de 12 litros, lo que explica la imposibilidad de contar con plataforma plana (chasis aparte). El asiento está a 760 mm del suelo y aunque el scooter es algo ancho por donde las piernas irán a buscar el suelo si no eres alto, no resulta demasiado incómodo para manejarlo con seguridad  en parado o a baja velocidad.

No le falta nada

Como ya nos tiene acostumbrados Zontes a este modelo no le falta de nada a pesar de su precio tan asequible. Desde detalles como las manetas de freno ajustables, pata de cabra y caballete, válvulas de ruedas metálicas acodadas (¡por qué no son así todas las motos y scooter!)… hasta la llave de proximidad (que me dio un poco de guerra), las piñas iluminadas o las luces full LED.

Y por supuesto la pantalla TFT a color, con varias presentaciones de diseño siempre razonable (con información de presión y temperatura de ruedas) y con la útil opción “mirror” de reflejar la pantalla de nuestro móvil una vez conectado (Bluetooth). Las dos guanteras delanteras permiten cargarlo (tomas USB y USB-C). El hueco bajo el asiento es algo justo (cabe un integral boca arriba) y su luz se enciende con el contacto dado (así no se queda sin batería si queda mal cerrado, algo típico…).

Ratonero, corre y no gasta

Unas cosas con otras he podido probar este scooter más a fondo de lo que a veces podemos o nos gustaría con las motos de pruebas: tráfico urbano e interurbano, claro, pero también carreteras de curvas y alguna escapada de media distancia por autovía. Como desvelaba más arriba, lo que más me ha llamado la atención es el motor: no solo por su suavidad (va muy fino) sino por sus prestaciones, con un golpe de gas a medio régimen excelente y una punta asombrosa (ojo a perder puntos o algo peor a sus mandos), y un consumo... ¿imposible?

No me creía lo que me decía el ordenador de a bordo y lo medí por dos veces (ya sabes, llenado y parcial a cero). Pues a ritmo rápido (prácticamente a lo que daba y me permitían las circunstancias) rondó los 3,5 litros cada 100 km, una cifra inédita para un 350 que pasa de las “cien millas por hora” en llano. No es difícil rondar los 3 litros, lo que ofrece nada menos que 400 km de autonomía…

La geometría del chasis es rápida y el scooter es muy ágil y ratonero, pero algo nervioso en vías rápidas (por las que puede ir muy rápido). No ayudan las suspensiones algo duras, tampoco. Mención para los neumáticos originales (CST chinos) que estaban bajo sospecha, pero una sesión de pruebas con las presiones me confirmó lo que yo sospeché en cada prueba de los Zontes sin tiempo a corregir eso (y publicado está): vienen demasiado hinchadas, sobre todo la delantera, provocando un tacto errático e inseguro. Las dejé a 2,1/2,2 delante y 2,5 detrás en frío (la indicación de pantalla no es muy precisa por cierto). Así el Zontes permitía trazar muy confiado… pero apareció el otro problema: roza fácilmente con el suelo en curva, sobre todo a derechas (escape y caballete). Endureciendo muelle trasero (por cierto complicado y sin herramienta en la dotación original) se mejora pero se hace aún más nervioso en zonas rápidas.

Todas estas explicaciones quizás las esperarías en la prueba de una moto deportiva, no en la de “un scooter chino”… pero es que el Zontes ofrece prestaciones y comportamiento como para divertirse a sus mandos, más allá de ser un vehículo práctico (y económico). Me quedé con ganas de probarlo con la pantalla “alta” (la unidad de pruebas llevaba montada la que ves “deportiva”) aunque la bajita ya me desviaba el aire para mis 1,83m (mejor hubiera sido la otra, creo), y además Zontes regala un baúl trasero que tampoco probé (pero sería bienvenido). Si hace poco tras probar el “GT” D350 lo recomendé como “compra maestra” no puedo decir menos de este más compacto y ágil E350 por esos 4787 euros: bravo.

La moto al detalle...

Prueba Zontes D350: sorprendente, corre mucho y gasta poco
Freno de mano

Con este sencillo bloqueo de la maneta trasera podremos aparcar con seguridad en cuestas, o parar un momento en una rampa. ¿Por qué no lo tienen todos los scooter? Es sencillo y barato.

Prueba Zontes D350: sorprendente, corre mucho y gasta poco
Válvulas acodadas

Otra vez la misma pregunta: ¿por qué no las llevan todas las motos y scooter? Aparte de ser metálicas, facilitan la importante labor de comprobar presiones.

Prueba Zontes D350: sorprendente, corre mucho y gasta poco
Estriberas plegables

¡Otra vez lo mismo! ¿Por qué no las tienen todos los scooter? Las “moldeadas” en el carenado obligan muchas veces a forzar las piernas al pasajero.

Prueba Zontes D350: sorprendente, corre mucho y gasta poco
Pantalla eléctrica

Marca de la casa por los otros Zontes: ajustamos la pantalla con un botón, “baja” (urbana) o “alta” (vías rápidas), cuando protege salvo si eres alto. Regalan otra transparente y más alta y ancha (mejor).

Prueba Zontes D350: sorprendente, corre mucho y gasta poco
Manetas ajustables

No lo repetiré ¿o sí? Pero es algo que todas las motos deberían tener, para ajustar bien la distancia a nuestras manos y ser más seguras.

Prueba Zontes D350: sorprendente, corre mucho y gasta poco
Asiento y hueco

Alargado y suficientemente acolchado para piloto y pasajero, debajo el hueco es algo justo peor las dimensiones del scooter son las que son (compacto).

Prueba Zontes D350: sorprendente, corre mucho y gasta poco
TFT color

El cuadro es una pantalla TFT color de perfecta visibilidad y con varios estilos y función de “reflejo” de nuestro móvil.

Prueba Zontes D350: sorprendente, corre mucho y gasta poco
Guanteras

Tenemos dos guanteras que cuentan con USB (dos) y buena capacidad. Su cierre y el acabado del plástico del manillar es lo único que no puntúa alto en este scooter.

Galería de fotos

Prueba Zontes D350: sorprendente, corre mucho y gasta poco
Prueba Zontes D350: sorprendente, corre mucho y gasta poco
Prueba Zontes D350: sorprendente, corre mucho y gasta poco
Prueba Zontes D350: sorprendente, corre mucho y gasta poco
Prueba Zontes D350: sorprendente, corre mucho y gasta poco
Prueba Zontes D350: sorprendente, corre mucho y gasta poco
Prueba Zontes D350: sorprendente, corre mucho y gasta poco
Prueba Zontes D350: sorprendente, corre mucho y gasta poco
Prueba Zontes D350: sorprendente, corre mucho y gasta poco
Josep Armengol

Apasionado de las motos, los aviones y la tecnología, llevo más de 30 años viviendo "desde dentro" la información del mundo de la moto en los mejores medios: ahora, en Moto1Pro.

Relacionados