Moto1pro

Honda Forza RC30: con monobrazo y llanta de VFR 750

Si piensas que una Forza 750 es poco, aquí tienes una transformada a imagen y semejanza de la emblemática Honda VFR750R, más conocida como RC30.

Honda Forza RC30: con monobrazo y llanta de VFR 750
Facebook
Twitter
Whatsapp
Foto
CM Digital

fecha16/10/2022


El dueño de esta especialísima Honda Forza 750 quería rendir un homenaje a una moto que tiene ya 35 años, la icónica Honda RC30. Una máquina que, entre su amplio historial, cuenta con las victorias en los primeros Mundiales de SBK pilotada por Flying Fred Merkel. A primera vista destaca la decoración realizada a cargo de los especialistas de Aeromagic Helmet Painted, pero cuando te fijas en los detalles compruebas las ingentes horas de mano de obra que se han invertido en este sueño rodante.

Para dar el toque deportivo se optó por un escape Akrapovic, la misma marca que en la actualidad surte a las motos de Iker Lecuona y Xavi Vierge en el Mundial de SBK. Una de las señas de identidad de la RC30 es su basculante monobrazo, así que para la Forza se adaptó uno procedente de una Honda VFR 750. Lo que fue un trabajo complejo porque, entre otros detalles, fue necesario lidiar con los sensores del ABS y el freno de estacionamiento del scooter, que se quiso mantener por motivos prácticos.

Honda Forza RC30: con monobrazo y llanta de VFR 750

Honda Forza RC30

En lo que respecta a los discos se optó por la marca francesa Tmaxperformance. Al montar el escape Akrapovic fue necesario ajustar la cartografía del encendido, y se mantuvo el cambio DCT. En la tapas laterales se puede leer FORZA R, y es que nada más verla queda claro que no estamos antes un scooter normal (por muy “siete y medio” que sea ya de serie).

¡Las ruedas de 17 pulgadas proceden de una VFR 750! Un detalle que es una de las mayores transformaciones de esta moto y que no solo afecta a su comportamiento sino al aspecto estético. La llanta trasera anclada al monobrazo es una imagen icónica en la RC30 y en la FORZA R quizá destaca aún más. El modelo de serie monta una llanta de 15 pulgadas en el tren trasero y la diferencia es notoria.

Si le echas un vistazo al vídeo (no te pierdas las picotas a la mitad de este) comprobarás que la FORZA R no es solo una cara bonita, sino que se comporta acorde con los colores deportivos que luce. A pesar de ello, el propietario y artesano asegura que continúa trabajando en las suspensiones porque todavía no ha encontrado el comportamiento que desea.

El dueño y preparador, que ya ha pasado la cincuentena, reivindica a los moteros veteranos y a aquellos que han dejado la moto por algo más benévolo para el dolor de espalda como son los prácticos scooter. Y si además el tuyo es un FORZA R con ADN de RC30 pues, miel sobre hojuelas…

Ildefonso García
Ildefonso García

Tras estudiar periodismo e inglés, en los 80 me publicaron una entrevista con Kenny Roberts y desde entonces estoy en este mundo. Dispuesto a aprender hasta la caída de la bandera ajedrezada.